¿Qué es el Trastorno del Procesamiento Auditivo?

¿Conoces a alguien que tenga dificultad para entender lo que dicen los demás? Es posible que no lo hayas escuchado nunca, pero existe el término Trastorno del Procesamiento Auditivo (APD por sus siglas en inglés) y puede ser la explicación al problema que tiene esa persona para reconocer los sonidos del habla.

Los desafíos no están relacionados con la audición. Las personas escuchan los sonidos que emiten los demás al hablar, pero tienen dificultad para procesar y entender esos sonidos a nivel del cerebro.

Tampoco es algo que esté relacionado con la inteligencia. Quienes padecen este trastorno son tan inteligentes como cualquier otro.

Conoce más sobre el trastorno del procesamiento auditivo y el efecto que tiene en la comprensión de sonidos y palabras en el siguiente artículo.

¿Qué es el trastorno del procesamiento auditivo?

El trastorno del procesamiento auditivo (APD) es un problema de audición que afecta aproximadamente al 5% de los niños en edad escolar.

Se trata de un problema que puede comenzar a detectarse en edad escolar. Los niños con esta afección, también conocida como trastorno del procesamiento auditivo central (CAPD), no pueden procesar lo que escuchan de la misma manera que lo hacen los demás. Esto se debe a que los sonidos que escuchan y su cerebro no se coordinan. Algo interfiere con la forma en que el cerebro reconoce e interpreta los sonidos, en especial los del habla.

Con la terapia adecuada, los niños con APD pueden tener éxito en la escuela y en la vida. El diagnóstico temprano es importante. Si la afección no se detecta y no se trata temprano, un niño puede llegar a tener retrasos en el habla y el lenguaje o problemas de aprendizaje en la escuela.

Dificultad para entender el habla

Los niños con APD pueden escuchar perfectamente. El problema es que, por lo general, no reconocen las pequeñas diferencias entre los sonidos de las palabras, incluso cuando los sonidos son lo suficientemente fuertes y claros para ser escuchados.

Artículo relacionado  Las teorías sobre el aprendizaje más influyentes

Este tipo de problemas suelen ocurrir cuando hay ruido de fondo, que suele ser el caso en situaciones sociales. Por lo tanto, las personas con APD pueden tener problemas para entender lo que se les dice cuando están en lugares especialmente ruidosos como un patio de recreo, eventos deportivos, una cafetería o fiestas.

¿Cuáles son los síntomas del trastorno del procesamiento auditivo?

Los síntomas del APD pueden variar de leves a graves y pueden hacerse presentes de formas muy diferentes. Si crees que tu hijo puede tener problemas para procesar los sonidos, hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Mi hijo se distrae fácilmente o se molesta inusualmente por ruidos fuertes o repentinos?
  • ¿Los entornos ruidosos le molestan?
  • ¿Mejora el comportamiento y el rendimiento de mi hijo en entornos más tranquilos?
  • ¿Tiene mi hijo problemas para seguir instrucciones, ya sean simples o complicadas?
  • ¿Tiene mi hijo dificultades de lectura, ortografía, escritura u otras dificultades del habla y el lenguaje?
  • ¿Los problemas matemáticos mediante el habla le son más difíciles que sobre el papel?
  • ¿Mi hijo es desorganizado y olvidadizo?
  • ¿Es difícil para mi hijo seguir las conversaciones?

El APD a menudo se malinterpreta porque muchos de sus síntomas pueden ocurrir con otros problemas, como problemas de aprendizaje, trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) e incluso depresión .

¿Cuál es la causa del trastorno del procesamiento auditivo?

Los médicos no saben exactamente qué causa el trastorno del procesamiento auditivo, pero puede estar relacionado con:

  • Enfermedad: la APD puede ocurrir después de infecciones crónicas del oído, meningitis o intoxicación por plomo. También se ha podido observar en personas que tienen enfermedades relacionadas con el sistema nervioso, como la esclerosis múltiple.
  • Nacimiento prematuro o bajo peso.
  • Lesión craneal.
  • Genética. El APD podría ser hereditario.
Artículo relacionado  Tipos de dislexia: qué es, síntomas y causas

¿Cómo se diagnostica el trastorno del procesamiento auditivo?

Si crees que tu hijo tiene problemas para oír o comprender cuando la gente habla, haz que un audiólogo (especialista en audición) lo examine. Solo los audiólogos pueden diagnosticar un trastorno del procesamiento auditivo.

Los audiólogos buscan cinco áreas problemáticas principales en los niños con APD:

  1. Problemas auditivos de figura-fondo: es decir, cuando es difícil prestar atención si hay ruido de fondo. Las salas ruidosas y poco estructuradas pueden ser muy frustrantes para las personas con este trastorno.
  2. Problemas de memoria auditiva: cuando un niño tiene problemas para recordar información como direcciones, listas o materiales de estudio. Puede ser inmediato (“no puedo recordarlo ahora”) o retrasado (“no puedo recordarlo cuando lo necesito para más adelante”).
  3. Problemas de discriminación auditiva: esto ocurre cuando un niño tiene problemas para escuchar la diferencia entre palabras o sonidos similares (pato-gato). Esto puede afectar el seguimiento de instrucciones, las habilidades de lectura, ortografía y escritura, entre otras.
  4. Problemas de atención auditiva: ocurre cuando alguien no puede concentrarse en escuchar el tiempo suficiente para completar una tarea (como escuchar una explicación en la escuela). Los niños con APD a menudo tienen problemas para mantener la atención, aunque la salud, la motivación y la actitud también pueden influir.
  5. Problemas de cohesión auditiva: ocurre cuando las tareas auditivas de alto nivel son difíciles. Las habilidades de cohesión auditiva (extraer inferencias de conversaciones, comprender acertijos o comprender problemas matemáticos verbales) necesitan un procesamiento auditivo y niveles de lenguaje elevados. Si las habilidades anteriores están intactas, es posible desarrollar una correcta cohesión auditiva.

Debido a que la mayoría de las pruebas que se realizan para detectar APD requieren que el niño tenga al menos 7 u 8 años, muchos no reciben el diagnóstico hasta ese momento o más tarde, lo que puede provocar una gran frustración en él y en su entorno.

Deja una respuesta